.


El desperdicio de la magia ecoturística de nuestra zona

baitoaTv.com Leonardo Pérez  
Me dijo un turista Vegano, ¨Dios le da valva a quien no tiene quijada¨, mientras contemplábamos la bella vista de las compuertas Tavera. Se lamentaba de que en el país no hay lugar con un ecosistema tan diverso y con tan fácil exceso como lo tiene Sabana Iglesia, Tavera, Baitoa y El Caimito.

Esta semana en compañía de mi hermano nos dispusimos a explorar la parte más olvidada del potencial ecoturístico de muestra zona, las excursiones en todo terreno por las comunidades El Caimito, hasta llegar a Juncalito.

No hay en el país pistas de todo terreno más interesante, cautivadora y desafiante que el recorrido natural que inicia en El caimito, pasando por Los Pilones, El Anón, luego el papayo hasta finalmente llegar a Bejucal, para luego posar en el mágico pueblo Juncalito, pueblillo serrano lleno de un encanto indescriptible, con calida gente y ubicado en la cima de un cerro.
Luego decender sus empinadas carreteras, para cruzar por el desafiante tramo Pinalito, hasta regresar a Añas de Gato y finalmente volver al Caimito.

Algún día, cuando otro nos haya robado el oro, entenderemos que teníamos todo para ser los líderes emprendedores y lo dejamos perder. Increíblemente no tenemos una sola habitación de hotel, no tenemos ziplines (lo más demandado en ecoturismo mundialmente) como tampoco rutas ecológicas todo terreno, mi paseos por los 17 Kilómetros de agua apresada.


Baitoa, tiene un arroyo envidiable en su centro y un río histórico. Mi sueño es un día poder gestionar un permiso para que los fines de semana del verano el CDEE incrementen un poco más la salida de agua del túnel de la presa Tavera y hacer múltiples  balnearios bajo el viejo puente. Además, hacer un mirador tipo malecón ecológico en la zona del banden con su respectivo balneario por igual… wauoo ya me imagino las tardes en esos lugares.
ALGUNAS FOTOS DE NUESTRO VIAJE FIN DE SEMANA MARZO 2014