.


Las cosas jamás llegan solas, la triste realidad es que si se quiere alguna solución hay que presionar para conseguirla

@baitoaTV.com
Cuando sentimos la vocación de servir al pueblo, aunque decidamos arrinconarnos para no estorbar el "trabajo comunitario" de otros, hay momentos en que decimos: Hasta aquí llegó el silencio, hay que decir algo al respecto.

Me refiero al estancamiento infraestructural que están atravesando nuestras comunidades, específicamente, La Zanja. Esta comunidad necesita la construcción de un liceo urgentemente (pero urgentísimo), también un centro de capacitación de informática para jóvenes y el nombramiento del personal faltante en nuestra escuela primaria La Zanja. La intención no es reprochar a nadie porque estas necesidades no se hayan suplido, al contrario, nuestro interés es despertar y animar a mis compueblanos a canalizar por todas las vías formales, que esto se ejecute lo antes posible (y de no conseguirse en forma decente, optar por llamar la atención por todos los medios de comunicación posibles: Esto es lo que nos dicta la experiencia, que para conseguir que nos escuchen hay que presionar).

Y es que el trabajo comunitario va más allá de favorecer a grupitos o personas que se congracien conmigo, es cuestión de velar porque las necesidades básicas de mi pueblo sean suplidas en el tiempo en que son requeridas (no cuando a otros les plazca). El crecimiento de nuestro pueblo y de nuestra gente no debe negociarse por nada ni por nadie (y que me excusen los que tengan otros compromisos diferentes a los de servir al pueblo que nos ha hecho gente).

Mi agresividad al escribir no busca ganarme el cariño de los que les gustan mis planteamientos, ni ganarme el odio de los que (hace rato) me quieren ver arruinado y fuera de su camino para andar a sus anchuras. Lo que se quiere evitar es que suceda lo mismo que pasó cuando se dijo que los juegos del preprimario venían en camino y todavía estamos esperándolos. El liceo se dice, desde hace rato, que ya está aprobado pero no se ve indicios de que la obra vaya a comenzar en lo inmediato.

Decir las cosas como son es mi línea aunque se junten 100 afectados para intentar acabar conmigo: Tengo un Dios que guía mis pasos y jamás permitirá que a mi vida lleguen desgracias injustas porque camino por el sendero del bien, la verdad y la justicia.

LA VOZ OFICIAL DE BAITOA EN EL MUNDO