.


Los 24 sobrevivientes intoxicados en Presa de Tavera están sumidos en la pobreza

ALGUNOS POSTRADOS EN CAMA SIN PODER GANARSE EL SUSTENTO DE SUS FAMILIAS  

Los 24 obreros sobrevivientes de los 27 que se intoxicaron mientras limpiaban túneles de la presa de Tavera-Bao, en la localidad de Sabana Iglesia, 20 kilómetro al suroeste de Santiago, se encuentran en sus residencias, pero la pobreza los arropa.

Algunos de los afectados devengan sueldos inferiores a los cinco mil pesos al mes, en el Instituto Nacional de Recursos Hidráulico (Indrhi) y la Empresa de Generación Eléctrica Dominicana (EGEID), esta última que asumió los gastos y honorarios médicos de los centros de salud privados donde fueron ingresados.

Muchos de ellos a pesar de que fueron entregados a sus familiares, se encuentran postrados en camas en sus casas en medio de la misma pobreza que siempre han tenido, pero su situación se ha agravado, porque ellos eran los que garantizaban las comidas de sus familiares más cercanos.

“Ahora no pueden hacerlo”, dijeron personas allegadas. Seguir Leyendo » »

LA VOZ OFICIAL DE BAITOA EN EL MUNDO