.


Un Acontecimiento Muy Extraño.

Por: Rafael Peña vía baitoaprimero.net

Son dos temas diferentes pero que en definitiva confluyen en el mismo proposito, aunque claro el primero sin el dramatismo del segundo. En pocos dias se cumplira dos anos de algo que me sucedio y que obligo a que yo pensara que con ello podria estarse iniciando el proceso de un fin, de un deseo, de una necesidad. Como a mi me gusta tener testigos de esos presentimientos que representen cosas importantes por lo menos para mi, me dispuse a conformar un equipo de personas que desde entonces y todas las veces que he considerado de lugar, han estado siendo informadas detalle tras detalle sobre los acontecimientos que se van produciendo y que alimentan mis fundamentos. El interes primordial de mi actitud tiene su base en el deseo de que cuando llegue el momento de saber si yo estaba o no en lo cierto y sea para esas personas posible testificar, puedan hacerlo con la conviccion de la verdad. No con mi verdad. Solo con la verdad. Parece que despues de casi dos anos, se acerca porque se ve,el momento digamos, de mi prediccion.

Sobre este tema y ya para terminarlo, quiero dejar constancia de que no solo las personas que junto a mi saben de este asunto, estan en conocimiento del mismo. No, otras personas tambien estan alertadas en cuanto al interesante desenlace que pueda tener lo que aqui estoy tratando. Ellas, en todos sus derechos aguardan para tomar la actitud que demanden las circunstancias.

Sobre el segundo tema, en tiempo atras, el mundo se estremecio al observar un video en el cual un abogado de Guatemala decia que si este video estaba siendo visto publicamente, indicaba que el estaba muerto.Sucede que este joven profesional guatemalteco hacia denuncias que parece irritaba a ciertos poderosos sectores de ese gran pais hermano. El, filmo el video y lo entrego a una persona de su entera confianza con la encomienda de hacerlo publico, solo si era asesinado. Se sobreentiende que al hablar todo el mundo del video es porque desgraciadamente se cumplio lo que el tanto temia. A estas alturas, creo que podrian contarse con los dedos de una mano los seres humanos que no esten de acuerdo con la veracidad de las cosass que el denunciabas. Da pena el saber que sus verdades tuvieran que esperar a que el no pudiera exponerlas para solo asi llegar a la dimension de irrefutables.