.


Un salón de la fama del deporte de nuestro pueblo

Por: Joaquin Burgos Santana www.baitoaprimero.net
En días recientes tuve la oportunidad de compartir con varios amigos y amigas contemporáneos, en casa de Nelo  y señora esposa, mi comadre Luchy (Queens). Pasamos un agradable momento, sin la menor duda; hicimos una parrillada con diferentes tipos de carnes y lo que nunca falta en estos ambiente, la bebida.
En este encuentro todo fue remembranza, cuentos, risas, entre otras cosas que no preciso en estos momentos, pero que no revisten la mayor importancia. Para mí lo más impactante  de tan inolvidable ocasión fue la sorpresa que mi compadre y amigo Nelo me tenía: la también visita de Rubén Díaz y su distinguida esposa, Sonia Diaz.  
El día amenazaba con suspender la actividad con inoportuna  lluvias que  por suerte nunca llegaron, y digo suerte porque  estamos preparando  una parrillada a cielo abierto, pero gracias a Dios todo salio a pedir de boca como estaba planificado. 
Rubén quien parece hizo trampas al tiempo, pues hoy se ve más joven que hace 25 años, la verdad es que no sé qué tipo de trampa el hizo, pero de que esta más joven  no hay ni la más mínima duda. Nos sentamos en la entrada de puerta  a conversar, hablamos hasta de Pincito, en paz descanse mi querido Pin.
Mi compadre Nelo, que es una persona de trato muy cordial y fino, a la vez nos distinguió con una música de fondo muy agradable para la ocasión. Posteriormente comenzó la sesión de fotografías, que ya Rubén ha publicado por diferente redes, en fin “De todo un poco”, pero, sin Mundito Espinal.
Uno de los motivos que tuve para escribir esto y compartirlo con quienes tengan la oportunidad de leerlo es lo siguiente: que hablé con Rubén en ese grato momento que pasamos  juntos;   Baitoa tiene grandes hombres que ayer se destacaron en nuestro pequeño mundo del deporte en nuestro de  comunidad, que dieron ejemplo con su conducta, para que una nueva generación siguiera sus pasos por la vía correcta, ellos hoy siguen siendo grandes baitoeros, buenos  hombres y mujeres, que han seguido por el buen camino,  algunos ya con hijos y nietos.   
Yo pienso desde mi humilde opinión, que ellos deben ser recordados y homenajeados de alguna manera y que esto silva como precedente, como algo motivador a nuestras presente y futura generación deportista de Baitoa, es algo así como  una especia de salón de la fama de nuestro deporte de nuestro pueblo, donde tú te encuentre con fotos, biografía de quienes se destacaron en tal renglón deportivo, cuáles fueron sus logros, sus hazañas, en fin tener un murar del recuerdo en termino deportivo.
Hay muchos de nuestro compueblanos que merecen esa distinción y me gustaría tener respaldo para lograr esto que quizás para otro no tenga significado, pero creo que sí, ¡se puede!  Y se puede por más de una razón, la primera es que con esto se busca la motivación de nuestra juventud, que ellos busquen ejemplo a quien seguir, que tengamos nuestra historia deportiva perenne, ahí a la vista de presente y futura generaciones, yo creo en esto espero que al igual ustedes también, un fuerte abrazo a  mis compueblanos de Baitoa.