.


La plaga del pez gato, una amenaza ambiental que extingue especies locales

@baitoaTV.com Junio 12. 2013
Ríos y lagunas de la  República Dominicana se han convertido en el hábitat de un pez que irrumpió hace cinco años y que ya ha terminado con varias especies locales.

El pez gato se ha convertido en una pesadilla para los ecosistemas de República Dominicana. Apenas han pasado cinco años desde que esta especie apareciera en los ríos y lagunas del país, pero su adaptación al medio y su rápida reproducción han puesto en peligro a las especies locales que habitaban estos espacios antes de su irrupción.
La tilapia, la guabina, los camarones y la anguila ya han sucumbido ante el avance del pez gato. Por ello, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales realizó un llamamiento para promover el consumo masivo de esta especie, especialmente resistente y que puede sobrevivir varias horas fuera del agua.

Y es que los ríos Maguá, Higuamo, Casuí, Azuí, además de las lagunas San Pedro de Macorís, Bayaguana, Monte Plata, Los Llanos, Hato Mayor, El Seibo, Consuelo y El Valle ya han sido ocupados por el pez gato, del que se desconoce cómo llegó hasta los acuíferos en el este de República Dominicana.... y ahora el Yaque en la zona Tavera, Baitoa y Sabana Iglesia.
El gran tamaño que puede llegar a alcanzar este animal (hasta los 2,5 metros) y la variedad de su dieta, así como su fuerza y el veneno de sus espinas, convierten al pez gato en un depredador capaz de hacer frente a cualquier especie. Además también es capaz de salir del agua en caso de no encontrar alimento para buscarlo en tierra.

Por ello, el pez gato se ha convertido en una plaga peligrosa que ya ha exterminado a varias especies de la región. Una amenaza no sólo ecológica, sino también económica, puesto que pone en peligro algunos de los pequeños negocios locales que giran en torno a otras especies animales.