.


Solo se tira piedras al albor que da frutos... Bajó duro Saúl

Por; SAUL IGLESIAS baitoaprimero.net
Cuando una persona tiene una trayectoria diáfana, recta, todos saben de dónde, quien y porque tira las piedras. Cuando la conciencia y el trabajo por la comunidad, nos da como único premio la satisfacción por el deber cumplido… Eso no tiene precio, para todo lo demás, exste la corrupción galopante e insaciable del Gobierno Municipal que representa su partido Señor Cepeda.
Nacido y criado en Baitoa al igual que usted, todos saben aquí quien es quien y en torno a ese tema todos saben la verdad.
Lo primero que debo recordarle Señor desinformador es que yo no maneje dinero ni de la Ayuntamiento ni de ningún otro comprador.
Todo el que adquirió tierra pago en presencia de una comisión directamente a la dueña en una oficina de abogados elegida por la propietaria. Y si la comunidad se entero de la cantidad real que pago el cabildo Baitoero, Pues en el informe anual o rendición de cuentas Ellos declararon un monto superior al desembolsado, fue porque Yo tuve el valor que no tuvo usted de denunciarlo en el programa Nuria en el 9 y en el programa el vocero. Los videos están ahí Señor cepeda, programas que dudo que usted no viera pues fueron un toque de queda en Baitoa y abrieron la caja de pandora de los dirigentes de su partido y de los tránsfugas que lo acompañan.
Lo que le duele a muchos como usted es que el pueblo comenta que gracia a Saúl iglesia se pudo construir el hospital.
Debo recordarle que esos mimos terrenos ofertaron ustedes conseguírselos a una tía de ex presidente Lionel Fernández para diversas obras, reunión que se efectuó en la casa de usted y la respuesta del resultado de la gestión que ustedes hicieron fue, según sus propias palabras, que ni a millón la tarea la dueña quiso vendérsela. Se acuerda usted?.
Y esas mimas tareas que ni a millón le vendían yo la conseguí varias beses por debajo de su precio real para disponerla a favor del porvenir y del desarrollo del municipio.
Quiero concluir con las frases de un apóstol latinoamericanista: José Martí:
Aquellos que no tienen el valor de estar del lado de los que luchan, por lo menos debieran tener el pudor de quedarse callado.