.


IMPRESIONANTE: Memorias históricas del pueblo de Baitoa

Articulo by: Ramon Felipe Nunez WWW.BAITOAPRIMERO.NET

Nuestra Baitoa es una comunidad enclavada en las primeras estribaciones de la Cordillera Central Dominicana. Originalmente un yucayeque taino que desapreció con sus habitantes: aparte de las múltiples pequeñas esculturas que dejaron regadas por doquier y el cementerio, nada quedó, que se sepa, de sus primeros pobladores.
Llegaron los foraneos, con toda certitud antes de 1790. Nos queda la tradición de las abuelas que hablaba de la puerta campo situada en los bajos de Los Melaos, el camino de pezuña que permitía la salida, que, al cerrarse de tarde, impedía el acceso a la ciudad de Santiago en horas tardías. 
La razón de esa puerta de campo era la hacienda de esclavos de Monsieur Espaillat, la más grande del país. Sus quinientos esclavos, de los que descienden los habitantes de San José, era una enormidad en un territorio donde la población esclava no alcanzaba a dos mil almas, en un territorio con una población de 125,000 habitantes.

Baitoa tenía pues un sólo camino de acceso. Y limitado. Era pues, como hemos recogido en concejas de viejos, un lugar de refugio. Del emigrado europeo que huía de la persecución y del dominicano que hasta el siglo XX quería escapar de las reyertas de Concho Primo.
Con Fausto Martínez, Quin, Balilo y los Pérez de la Lima se cerró el ciclo de inmigrantes que ayudó a engrandecer a Baitoa con su trabajo. Las familias Pérez, Fernández, Sánchez, Pineda, Núñez, Díaz, Peña, algunas con más de una rama, llegaron a nuestro lar nativo en diversos momentos de su desarrollo. Pero con los primeros emigrantes a Estados Unidos, a partir de 1925, comienza un período de emigración que parece no tener fin. Y esperamos que no seamos arropado con la nueva inmigración que podría hacer desaparecer nuestra patria. Los movimientos de pueblos, y del baitoero en particular, siempre lo considero como una desgracia que nos humilla.
Me pregunto, queda algún Jiménez en Baitoa ?. Que yo sepa salieron a principios del siglo veinte hacia Santiago Pues bien, quiero referirme en estas líneas a una emigración de Baitoeros hacia un lugar distante. La emigración a Cabo Engaño, o como conocemos hoy día hacias las costas de Bávaro y Punta Cana.Emigración que confieso es muy extraña. Baitoeros habían emigrado, en el camino de sus negocios hacia Laguna Salada y otras poblaciones poblaciones de la Línea Noroeste. Hacia MonteLlano de Salcedo - paisaje con muchos perfiles baitoeros. Hacia la Cueva de Cevicos y Bonao llegaron Baitoeros atraídos por tierras otorgadas por el Estado o adquiridas a buen precio.

MAS CONTENIDO EN LA WEB BAITOAPRIMERO.NET