.


Moradores comunidades de Baitoa reclaman seguridad ciudadana


 Residentes en comunidades del municipio de Baitoa realizaron una caminata para  denunciar el estado de inseguridad  en que viven por la acción permanente de vándalos y delincuentes, sin que las autoridades policiales adopten medidas para prevenir la delincuencia.
Más de un centenar de personas residentes en las comunidades de La Jagua, Palo Amarillo, 
Los Ciruelos, Los Picos, Doña Águeda, Baitoa Centro  y otras recorrieron varios kilómetros para concluir frente al destacamento de la Policía Nacional de Palo Amarillo donde los organizadores de la actividad reclamaron el traslado del mismo.
Señalaron que el destacamento localizado frente a la empresa Cementos Cibao no ofrece servicios de vigilancia a la comunidad y que sus acciones se limitan a ofrecer seguridad a la empresa privada. 
Denunciaron que hace apenas una semana el joven Alexander Acosta fue víctima de los delincuentes  en las proximidades del destacamento policial, al que había acudido en busca de auxilio el cual fue negado por los agentes de servicio. Ante la negativa persiguió a los delincuentes que habían despojado de una motocicleta a una joven, siendo abatido a tiros por los vándalos.
En los últimos meses la delincuencia se ha incrementado considerablemente en nuestras comunidades, cometiéndose frecuentemente robos y atracos a residencias, establecimientos comerciales y transeúntes que se desplazan por nuestra carretera y caminos, dijeron los manifestantes.
Solicitaron el traslado del destacamento hacia la comunidad de La Jagua o Los Ciruelos, así como  un incremento del número de agentes policiales de servicios y que el mismo sea dotado de un vehículo para el patrullaje permanente de modo que se desarrollen acciones preventivas para disminuir los constantes robos y actividades delincuenciales que llevan luto y dolor a las familias del municipio.
Reclamaron así  mismo el esclarecimiento de la muerte del joven abogado Juan Pablo Vicente de la comunidad de Palo Amarillo, quien hace alrededor de un mes fue muerto por criminales sin que hasta la fecha se hayan apresados y sometidos a la justicia a los responsables del hecho.