.



Baitoeros Unidos 14/11/2017
En las costas del océano atlántico su padre Lino Rodríguez le puso un par de bellas zapatillas como símbolo de alas para que vuele y su Madre Madeline Frías le colocó una corona proclamando su paso de princesa a reina. En un ambiente ameno y divertido bailaron, cenaron y disfrutaron la bendición de compartir en familia la felicidad de festejar un cumpleaños más de amada de casa.

Encendido 16 velas, entre promesas de amor y palabras de agradecimiento, Melanie entregó a Dios sus secretos sueños, mientras los presentes orbitaban en lo mágico del lugar, en las palabras inspiradoras del maestro de ceremonia y en las palabras de amor y alegría de los padres, primos y familiares. Felicidades!!!